2013

Inicia su lucha legislativa con la creación de la “Comisión de Calle”, despacho ambulante que le permitió entrar en contacto con el pueblo zuliano para conocer sus verdaderas necesidades y comprometerse cara a cara por la defensa sus intereses en materia de frontera, chip de gasolina, racionamientos eléctricos, entre otras solicitudes.

2014

Toledo fue el principal portavoz de Voluntad Popular en el Zulia,  en un proceso iniciado por Leopoldo López denominado “La Salida”, desplegando en toda la región asambleas ciudadanas para discutir y determinar el método constitucional más viable para lograr la salida del régimen que hoy ha llevado a Venezuela a una crisis socioeconómica y política sin precedentes. Encabezó marchas y protestas ciudadanas lo que lo sometió a persecución y amenazas.

2015

Todos los señalamientos y ataques no han diezmado el espíritu de lucha y de denuncia de Toledo. En el 2015 denunció presuntas irregularidades administrativas en el desarrollo de la millonaria obra llamada ¨Puente Nigale¨, donde expuso la cronología crediticia del proyecto versus el estado real de la obra y llevó la solicitud formal a la Fiscalía General de la Republica para que se investigara a la empresa ODEBRECHT.

2016

Toledo emprendió una cruzada contra la impunidad y la corrupción, presentando una serie de investigaciones sobre obras inconclusas y desviación de recursos públicos que vinculaban al gobernador del Zulia Francisco Arias Cárdenas y altos personeros del Gobierno nacional, entre ellos, Diosdado Cabello. El diputado denunció un desfalco de 129.753 millones de bolívares (casi 16.000 millones de dólares al cambio oficial). El 28 de enero formalizó la solicitud de interpelación ante la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional. El 17 de febrero, luego de analizar los argumentos presentados por el legislador, la Comisión de Contraloría aprobó investigar al Gobernador del Zulia.

Destacan como algunas obras prometidas y no ejecutadas: La construcción de dos centros de radioterapia en Maracaibo y Cabimas, la culminación del Aula Magna de LUZ, la construcción del Museo de los Niños y la construcción del Distribuidor del Km 4.

Los intentos de amedrentamiento y amenazas no frenaron al diputado zuliano, quien el 4 de mayo tuvo un derecho de palabra ante la Comisión de Contraloría y Finanzas de la Asamblea Nacional, luego de evaluar sus argumentos y pruebas se decidió por unanimidad interpelar al mandatario regional, Francisco Arias Cárdenas.

Sus señalamientos públicos y argumentados en contra del Gobernador del Zulia y su liderazgo para movilizar voluntades alrededor del referendo revocatorio, lo convirtieron en objetivo del Gobierno nacional, desencadenando una persecución voraz contra el diputado Toledo hasta el punto de serle emitida una orden de aprehensión judicial sin importar su condición de parlamentario y la inmunidad que lo protege.